Arquitectura comercial, el mejor aliado del retail

El proceso de compra no solo implica el acto de ir a una tienda, elegir un producto, pagar e irse. Comprar es una actividad que puede ser un verdadero deleite o convertirse en una tortura si durante este el servicio o producto de su necesidad no son lo que esperaba o si su experiencia de compra le resulta insatisfactoria.

Y es que además del trato humano que los clientes reciben en las tiendas, los espacios físicos también influyen en gran manera y por esa razón necesitan transformarse de tiendas retail a espacios dinámicos que ofrezcan toda una experiencia de compra única con ayuda de la arquitectura comercial.

Algo importante durante el proceso de compra, es el diseño retail y la arquitectura comercial, pues ambos determinan el tipo de experiencia que vivirá el cliente durante su estancia en tu tienda, es decir, el proyecto y creación de cada zona en ella juegan un papel fundamental para generar un concepto y una vivencia única.

Arquitectura comercial: poderosa aliada

Como habíamos adelantado un par de líneas antes, tanto la arquitectura comercial como el retail, integran todos los elementos del diseño industrial, gráfico, de modas, de arquitectura, psicología y de marketing visual en un programa conceptual que sumerge al cliente en una experiencia inspiradora.

Además, esta misma experiencia es la que lo acompaña durante todo el proceso de compra y le crea la necesidad de adquirir un nuevo producto por el simple placer de estrenar y consentirse.

Empresas multidisciplinarias como SP360 participan en este proceso integral de crear espacios comerciales productivos, personalizados, que se adaptan al estilo de vida de sus consumidores, que logran transmitir la visión de un negocio y al mismo tiempo satisfacen las necesidades del cliente hasta conseguir la fidelización del mismo.

Y es aquí donde radica la ventaja que tienen los espacios comerciales físicos sobre los virtuales, pues la posibilidad de crear una experiencia perceptible con ayuda del retail y la arquitectura comercial convierte a las tiendas en lugares únicos.

Y es por ello que las empresas deben aprovecharla ya que esta les permitirá ofrecer a sus clientes no solo un producto, sino la inmersión total en una atmósfera vivencial, donde comprar se convierte en el punto culminante de una aventura, un viaje, un momento de gozo muy personal e intimo y una fiesta para los sentidos.

En este nuevo retail, el cliente y su experiencia son el centro del proceso de compra-venta. Las necesidades, deseos y estilo de vida se convierten en la guía para el diseño de un espacio donde el consumidor se sienta tomado en cuenta, valorado y, en consecuencia, inspirado para comprar.

Esto va mucho más allá de una buena atención y un espacio limpio e iluminado, y tiene que ver más con la construcción de una experiencia de compra en la que todos los elementos, mercancías, mobiliario, texturas y aromas se combinan para brindar un momento inigualable.

Por ello, la arquitectura comercial resulta el mejor aliado del retail, gracias a su capacidad para entender, adaptar, crear o transformar el lugar donde la gente comprará con el valor agregado de una experiencia grata y satisfactoria.

Atrévete a innovar tu espacio comercial y convierte a tu tienda en el centro preferido de las personas para comprar, no sólo por tus productos, sino por la experiencia y el placer único de encontrarse ahí.